Cuando Bob Marley escribió “Don´t worry, be happy” seguro no conocía India, un país caótico, ruidoso y sucio. 

India no es un país para relajarse y descansar o al menos no en sus ciudades principales. El yoga y la meditación pasan a segundo plano el día a día de un país con más de 1.3 millones de habitantes, además del clima que puede superar los 50º incluso con aire acondicionado.

India

La suciedad y el ruido son los mayores protagonistas de la India, además de las vacas, perros, camellos, monos, ardillas, cabras y hasta elefantes. Sus costumbres India (extrañas para nosotros los occidentales) saltan a la vista en cualquier esquina, escupir y eructan es tan normal como respirar.

No es un país para cualquier viajero, es un choque cultural inevitable y que raya con cualquier costumbre conocida por nosotros los occidentales.

indian people

Por cada habitante de la India hay una moto, o al menos así pareciera cuando caminas por sus calles, las normas de transito y el caos se vuelve parte de un día a día que pare no acabar nunca.

Pero más allá de lo que pueden ver nuestros banales ojos de occidentales, debemos entender a la India con el alma.

Aceptar y abrir nuestro pensamiento es solo el principio de un viaje lleno de magia, cosas increíbles y sorprendentes, pero sobre todo de personas amables, cordiales y serviciales.

El indio te ofrecerá todo lo que tiene, su cama, su comida y sobre todo su sabiduría para enseñarte cosas que nunca te imaginaste.

India se ama o se odia, pero que hay que darle más de una oportunidad para que te enamore, te atrape y de conquiste. 

Nosotros estuvimos dos veces y ambas fueron completamente diferentes y quedamos más que enamorados de su cultura. 

Si estás planeando un viaje a India, lee este artículo: Lo que debes saber antes de viajar a India

Compartir es bueno
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Publicaciones relacionadas